domingo, 21 de junio de 2015

Lisboa - Vigo

Ayer estuve hablando con el dueño del hotel que es un amante al ciclismo y además lo practica. Me comentaba de la peligrosidad de andar en bici por la carretera, que se conducía muy mal, eso ya lo había comprobado en mi viaje, dos sustos me inclinaron a dejarlo en Lisboa. Me contaba que él sale en un grupo de 14 personas por carretera y de los 14, doce han tenido problemas o han sido atropellados. Un bagaje muy alto para tenerlo en cuenta, así que esta mañana tomé la decisión de dejarlo aquí.

Me levante y costeando llegué a Trafaria un pueblecito de pescadores, tomé el Ferry que me llevó a Porto Brandao para de allí ir a Lisboa. Recorrí el litoral hasta llegar a la estación Santa Apalonia donde cogi el tren que me llevaría a Oporto.

Una vez en Oporto, como llegue pronto, comí y me di una vuelta por la ciudad, pero sin alejarme mucho, porque los termómetros marcaban 37 grados.

En la estación el calor y las vidrieras hacían insoportable la espera, solo se aliviaba a base de bebidas frías,

Ahora en casa, descansaré y pensaré en la próxima. Eso si, intentaré que sea corta de una semana máximo.

Hasta pronto


sábado, 20 de junio de 2015

Etapa 18: Santiago do Cacem - Costa de Caparica. 104 km

Anteayer estuve pensando si alojarme en Santiago do Cacem o hacerlo en Sines, pensé mejor Sines porque es costa y tendrá mejores vistas, luego pensé en el tráfico y dije por la costa hay más tráfico y el riesgo se multiplica, total que opté por irme un poco al interior y en cuestión de tráfico creo que acerté, las carreteras son mas locales y el tráfico es muy escaso.

Ahora bien, hay que decir que la mayor parte de los conductores son respetuosos con los ciclistas, pero hay otros que dejan mucho que desear, da la sensación que actúan como si fuésemos transparentes, como si no nos vieran, les da igual la distancia, si han decidido pasar.., pasan aunque eso suponga el echarte de la carretera. Hasta los autobuses públicos pasan casi rozando. Uf..! Un poco peligroso, si a esto le sumamos que las carreteras locales no tienen arcén. Hace que me plantee seguir o dejarlo en Lisboa.

Cuando desayuné el dueño del hostal me tenia preparado una bolsa con una botella de agua y un mini bocadillo como picnic, a demás me dio todo tipo de explicaciones de por donde debía seguir el camino y que seria de bajada ya que la subida la hice ayer.

Así que tomé dirección a Comporta y una vez allí dirigirme a una lengua que se mete en el mar y que a mi se me hizo interminable. Llegado a Troia ( final de la lengua) paré en una gasolinera para comprar agua y tomar el Ferry que me llevaría a Setúbal di una vuelta por la ciudad y me dirigí a las Quintas de Artiza y de Cima, aqui subí una cuesta de piñón grande y plato pequeño y los últimos 100 metros los tuve que subir empujando la bici, y casi no puedo, uf! Todavía sudo de pensarlo.

Casi a 10 km de Lisboa me desvié para ir a la Costa de Caparica, que es donde me encuentro.

Acabo de ducharme y ahora cuando acabe la Cronica me daré una vuelta por el pueblo. Para verlo.

Mañana camino a Lisboa iré costeando hasta Porto Brandao donde cogeré un Ferry que me llegara a Lisboa.

Mañana seguiré

jueves, 18 de junio de 2015

Etapa 17: V. do Bispo. - S. do Cacem 137 km

Hoy he empezado a dar pedales a 6,30 hora Portuguesa, salí y no desayune hasta llegar a Aljezur, hice 37 km para darme un desayuno de campeonato. Este pueblo respiraba arte se notaba ambiente de orfebre.

Durante esta parte no tuve mayor problema con el tráfico porque había muy poco.

En Rogil vi una oficina de turismo y volví a preguntar por la ciclovías, la chica me daba mil explicaciones pero no aparecían las dichosas ciclovías.

A la salida gracias a la tecnología que llevo me metió por un camino durante un buen rato, con mucha vegetación, muy bien. Luego salí a la carretera hasta llegar al pueblo Maria Vinagre donde me metí por unas pistas y unos caminos que me condujeron hasta el pueblo Odeceixe, que estaba en fiestas, aquí compre fruta y agua. El pueblo tenía una bajada espectacular, menos mal que no me ha tocado subirla.





El pueblo Vila Nova De Milfontes, me pareció impresionante, por sus casas y playas, a la salida del pueblo pare en una gasolinera a comprar agua y refrescos, el calor era impresionante, a la salida volví a meterme por unas pistas.

El último tramo para llegar a Santiago do Cacem se me hizo eterno, pase por unos pinares que no se sabía muy bien si había más pinos o curvas en la carretera.


Ahora en el alojamiento voy a ducharme y preparar la etapa de mañana. Que la veo peligrosa por el tráfico en general y por ser la entrada en la capital

Saludos

miércoles, 17 de junio de 2015

Etapa 16: Vila do Bispo - cabo Sao Vicente - Sagres - Vila do Bispo 37 km


Hoy ha sido un día tranquilo, aunque a las 7 de la mañana estaba Julio intentando solucionarme la incomunicación que tenía con el Roming, luego descubrí que no era el Roming sino que tenía a Movistar como único operador y claro no llegaba la señal, solucionado este tema ya podía geolocalizarme en zonas sin Wifi. Lo haré con cuidado para no tener la sorpresa en el recibo como el año pasado.

Una vez desayunado tome rumbo al cabo Sao Vicente por una carretera muy local que termina en una pista para continuar por una pista asfaltada hasta enlazar con la carretera principal que une Sagres con el Cabo.

Como se trataba de un viaje corto, iba disfrutando del mismo hasta llegar a los acantilados, donde la vista empieza a ser majestuosa.





Antes de llegar al cabo encuentro la fortaleza de Beliche, donde paro a hacer unas fotos tanto del acantilado como de la fortaleza, al fondo esta el Cabo. Una vez llegado veo puestos de artesanía donde los turistas se agolpan para verla, entre los turistas veo un autobús español que esta recorriendo el algarve.

Después de las fotos de rigor, tanto del faro como de los acantilados me dirijo a Sagres pero antes de entrar veo una fortaleza, me acerco y veo que el autobús con los españoles esta desembarcando para ver la fortaleza. Me dirigí al chofer y estuve hablando un buen rato con él. Me contó que estaban hospedados en Matalascañas y habían entrado en Portugal a ver el Algarve.


Después de dejarles, fui al pueblo de Sagres y en la oficina de turismo pregunte por las ciclovías pero no supieron darme ninguna explicación. Luego me dirigí al puerto donde pude sacar unas fotos. Y viendo que era pronto decidí volver a Vila do Obispo para comer, y hacer la colada.

Mañana me espera un día duro, por el calor, el viento, y la carretera. Ya os contaré.


martes, 16 de junio de 2015

Etapa 15: Faro - Vila do Bispo. 118,40 km



Hoy ha sido un día para olvidar, he perdido un tiempo precioso en salir de Faro, he ido al aeropuerto por equivocación y he tenido que regresar a la ciudad, todo por no coger una autovía que me sacaba de la ciudad, por fin doy con la salida pero el tráfico me empieza a incomodar, hay un buen arcén pero el coche y el ciclista no se llevan muy bien.


No hay mucho que reseñar la carretera no pasa por la costa y la que pasa me hace dar muchas vueltas por lo que opto en retomar la N125 y continuar por el arcén.




En la entrada a Portimao me doy cuenta que la rueda de atrás esta desinflada por lo que busco un parque y buena sombra y me dispongo a cambiar la cámara. El pueblo y el puerto es muy bonito.

Por la tarde se levanta un viento que sopla de cara y lateral que me obliga a echar el resto para llegar a destino,


Una vez en Vila do Bispo ya tengo reservado el alojamiento y una vez duchado me dispongo a ir a cenar.

En la cena descubro lo mejor del día.

Ahora a dar una vuelta por el pueblo para bajar la cena y mañana intentare ir a Cabo San Vicente y a Sagres.

Me quedo aquí hoy y mañana para contemplar cabo San Vicente y Sagres

Mañana seguiré

lunes, 15 de junio de 2015

Etapa 14: Huelva - Faro (Portugal). 120 km



Eran las 7:30 de la mañana cuando empecé a ciclar por Huelva, por suerte me encontré con dos ciclistas Manuel y Jesus que al preguntarles por una salida, me dijeron que ellos iban hasta Lepe por senderos y pistas, que podía acompañarlos si estaba dispuesto a ir por senderos. Por supuesto amigos iré con vosotros mientras compartamos ruta, y estaré muy agradecido. Así lo hicimos y al llegar a Lepe me indicaron el camino hasta Ayamonte. Una vez en Ayamonte paré a coger fuerzas y luego cogi el Ferry hasta Portugal.



En el Ferry me encontré con dos ciclistas de Sevilla que iban hacer la ruta hasta cabo San Vicente, cuando me preguntaron de donde venia y a donde iba se quedaron a cuadros. En fin la próxima vez intentaré no alabar mi ego y les diré una pequeña mentira. Ya en Villa Real de Santo Antonio ellos se quedaron y nos despedimos.

Puse el navegador y me encamino a la N125 con dirección a Tavira. En Fuseta abandoné la carretera por el tráfico que había, aunque tenía un buen arcén y me dirigí a la costa y tuve la gran suerte de encontrarme una ruta de bicis que aquí la llaman ciclovías. Esta me condujo por el Parque Natural da Ría Formosa. Muy bien aunque es un proyecto no terminado, otra vez tuve que volver a la carretera.






En Olha pasé por una tienda de bici y compré una cámara por si acaso, aunque Javier me dio la suya, nunca se sabe.

Ya en Faro busque alojamiento y aproveche para hacer la colada. En realidad estoy utilizando la misma ropa, porque lavo muy a menudo.

Mañana tengo intención de llegar a Sagre en Cabo San Vicente, a ver si puedo.

Un saludo y hasta mañana

domingo, 14 de junio de 2015

Etapa 13; Cádiz - Sevilla - Huelva

Hoy nos hemos despertado hemos cogido las bicis y nos dirigíamos a desayunar cuando una tromba de agua nos dio la bienvenida, conseguimos refugiarnos en uno de los pocos cafés que estaban abiertos, al ser domingo abren mas tarde, y gracias al dueño que nos abrió su almacén para meter las bicis y protegerlas del aguacero luego nos puso  un sabroso desayuno, y así empezamos a pensar que hacíamos, sobretodo mis colegas

Tanto Javier como Miguel, que tenían idea de seguir hasta el miércoles.., optaron por cambiar los  planes y adelantar la vuelta a hoy, como estaba lloviendo pensaron que era mejor retornar Alicante que mojarse en el camino. Así que decidimos por logística ir a Sevilla para recoger un coche, meter las bicis y volver a casa, por mi parte estudie la mejor solución y en vez de ir a Sanlucar de Barrameda y pasar por la playa del parque nacional de Doñana para luego continuar por la playa de Matalascañas hasta Huelva opté por ir a Sevilla en tren y de ahí a Huelva para continuar el viaje. Pasar por el coto y continuar por la playa era muy aventurado y complicado, por la climatología y por las mareas, son 33 km para recorrer y si surge algún percance puede ser peligroso porque no hay sitio donde refugiarse, solo hay dunas y mar. Este tramo lo haré en otra ocasión

Mañana espero que el tiempo empiece a mejorar y pueda continuar mi viaje hasta Portugal y de ahí a Galicia.

Hasta mañana